Exposición en la Sala de Las Caballerizas de Los Molinos del Río Segura de Murcia. 1993

 

… En esta ocasión se ofrecen las obras realizadas  desde el telar de Menchu Mondéjar con un cuidado sentido creativo. Nuestra artista ha tejido con sensibilidad un mundo que realiza desde la visión paisajística hasta creaciones más complejas dentro de una creación abstracta de líricas composiciones.

 

Amparo Marzal Martínez

Teniente-alcalde de Cultura, Educación y Turismo

 

 

En el telar

                                                                                    (Para Menchu)

 

Estas cosas son de verdad: se tocan

se respiran. Te envuelven.

Y tú sobre ellas tiendes las redes de tu reino

y nos entregas luego su vida renovada.

El tacto se demora en el yute, en la lana

que no olvida su origen;

se esconde, se acostumbra

al dócil algodón que comparte su ser

con el lino y la seda,

la seda resbalando que tus dedos enhebran.

La fuerza  de esos dedos traza

sobre la urdimbre

 los pájaros y el agua, las mañanas, el fuego,

la montaña y su nieve,

la arena en las orillas, la llamada del bosque,

el viento en los almendros:

nuestro fugaz otoño

y los veranos largos.

Todo nos lo devuelve tu mirada encendida

con colores más densos, como recién salidos

de su cuna primera.

A todo le da luz

el juego de tus ojos,

este preciso amor con que alumbras la trama.

Y ellas, estas cosas que tocas,

Oyen desde lo hondo de su frágil dureza

La voz que, de tus manos, les canta cada día:

Vive, Naturaleza.

Renace de ti misma.

Sé carne de mi sueño, y sé tierra, y sé ala.

Sé conmigo materia. Vive mi propia vida.

Aurora Saura

La obra de Menchu es un caleidoscopio de suaves tonalidades cromáticas que captan poderosamente la atención del observador atrapando los sentidos. Sugieren armonía e inducen a la relajación anímica hasta disolver toda inquietud.

 

Recorrer su obra es como planear en ala delta sobre campos de cereal agitados por el viento. Los volúmenes de tridimensionalidad insinuante que confieren preciosísimos juegos de luces  y sombras dotándola de  de nuevos aspectos cromáticos. Verticalidad y horizontalidad se mezclan conformando cascadas libres y retenidas en un todo homogéneo.

 

Es evidente que la autora ha logrado visualizar y crear sus motivos desde un estado de conciencia superior alejado de la cotidianidad vulgar y, precisamente por ello, ha hecho de sus tapices umbral y llave; el umbral que conduce al mundo de los ensueños y la llave que abre las puertas de su percepción.

 

Ricardo Montes

 

TAPICES EN JEREZ

 

El silencio del Ulía

guarda las primeras flores de tu primavera,

tejiendo una trama

de gradaciones, texturas y volúmenes

donde descansa tu destino,

espontáneo como el Urumea

directo como el Urgull

vergel de helechos y hortensias,

olor a manzanas y prado.

            Precoz impulso por ganar la vida

que se te descubre

por entre la urdimbre de lo cotidiano

y en el diálogo permanente

del yute con el algodón,

la seda con el lino.

Tomás Aguirre